Una semana morada.

Una semana morada.

Dos victorias que estabilizan temporalmente muchas presiones que el fanático saprisista no había perdonado. Sus pasadas derrotas con la Liga y Herediano sacudieron las entrañas de la institución más ganadora de nuestro fútbol. Originó la salida de Evaristo Coronado y la llegada de Víctor Cordero, la incorporación de Marcos Herrera como asistente de “Pate”. Revisión general de la planilla.

Resultados son amores y no buenas razones, y minimizan los cuestionamientos hacia el técnico Centeno y a la misma dirigencia de Tibás.

El Saprissa viaja a Honduras con la ventaja de un gol que para muchos es paupérrima, pero que puede resultar suficiente si hay un buen planteamiento y el compromiso de la planilla. Comenzar a ganar es evitar el peor error que es creerse campeones. Para este juego hay que coger el pico, la pala y el overol. Quedan noventa minutos de concentración total para repetir el título que ya ganaron los rojiamarillos, aunque algunos mezquinos le resten créditos. El Deportivo Saprissa va para la hoguera, ambiente pesado y hostil propio del estadio Tiburcio Carías, a veces más ruidoso e interactivo que la misma “Cueva” del monstruo.

Además se va a enfrentar un equipo muy equilibrado, que golpea y que por supuesto jugará diferente en casa, seguros que el lleno del estadio nacional catracho será absoluto.

Hay dos juegos que le han hecho ganar experiencia al Saprissa por jugar diferente, su triunfo en Cartago y el resultado en Panamá. Ese pasado reciente les tiene que haber hecho ganar experiencia, ya que entendieron casi a la perfección como debían parar a su rival. A veces hay que olvidarse del “Jogo Bonito” y rescatar el resultado. Por eso, si los morados se traen el trofeo de esta Liga CONCACAF deberá tener un reconocimiento total, ya que los hondureños mostrarán las garras por arriba y por abajo.

El Saprissa contrario a lo que muchos pensaban fue a Jicaral goleó a los peninsulares y se adueñó del segundo lugar. Ahora lo que viene para ellos en la jornada 22 es mero trámite, lo mismo para herediano y Jicaral. Claro pronto vendrá la hora de los “balazos” en las semifinales y la vuelta de los morados el 26 de noviembre a Honduras.

En este cierre de año, aún queda un mundo de emociones por vivir.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

Comentarios de Facebook

administrator

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.