Un campeonato de tres equipos.

Cayó el telón de la primera vuelta del Torneo de Clausura.

Un pobre campeonato con muchos aspirantes irregulares. Con la excepción de Saprissa, Heredia y la Liga, el resto se pelean entre derrotas y una que otra victoria las minucias del cuarto lugar.

Mientras la Selección Nacional no crea ninguna expectativa por su nivel de competencia y resultados, los equipos que participan en la Liga de Campeones arrancan en casa con un claro déficit futbolístico. Cuando faltan 11 fechas para el cierre de la primera etapa, seis equipos aspiran a una cuarta posición de forma irregular porque no han dejado espacio para ninguna sorpresa. Un deficiente campeonato con mucha irregularidad.

El torneo avanza a golpe de tambor con tres equipos sólidos en planillas y resultados. De ahí en adelante que se acomode el que quiera y pueda. La tercera posición que pertenece a los manudos ya marca una diferencia de 7 puntos con el cuarto y 9 con el quinto lugar.

Los florenses han terminado invictos, pero en el segundo lugar por sumar varios empates. Saprissa es el líder y es claro que hasta ahora el más regular.

Por su parte, Alajuelense, muestra un avance en su fútbol que también se refleja en la tabla numérica. Para estos tres equipos se abre un abanico de posibilidades para terminar de primeros al cierre de la primera fase, y serán los que enciendan el torneo.

Lo cierto es que este certamen muestra un nivel paupérrimo de la mayoría que permite que haya media docena de equipos con chance de llegar a semifinales y hasta ser campeón. No por una gran solidez, sino por la forma poco competitiva y las facilidades con que se juega el campeonato.

En otros torneos cortos hemos visto a algunos equipos “envalentonados” desde el arranque, pero al día de hoy no se muestra ninguno. Un conjunto que intentaba dar pelea era Grecia, pero el “affeire” administrativo lo privó de tres juegos en los que no pudo disputar puntos y además le aplicaron 9 goles en contra.

Otro que parecía se iba a sacudir de sus adversarios era Santos, sin embargo 3 derrotas consecutivas y goleado en la última muestra un derrumbe en una etapa del torneo donde había que ser fuerte.

Por ahora no se vislumbra un traspié de los líderes y el cuarto lugar será un misterio hasta el final del torneo.

Artículos Relacionados