Sube a 4 el número de ciclistas suspendidos por rastros de sustancias prohibidas durante la Vuelta a Costa Rica 2019.

Los ciclistas, Fabricio Quirós y Orlando Quesada, fueron suspendidos provisionalmente por la Comisión Nacional Antidopaje de Costa Rica (Conad-CR) al hallarse en su organismo rastros de sustancias prohibidas.

La suspensión de carácter obligatorio se dictó en la sesión ordinaria del 13 de febrero de la Conad-CR, debido a una presunta infracción de ellos al Código Mundial Antidopaje durante la Vuelta a Costa Rica que se disputó en diciembre.

De acuerdo con Juan Carlos Baldizón, presidente de la Conad-CR, los atletas fueron debidamente notificados mediante la respectiva acusación formal, así como todas las partes del procedimiento de gestión de resultados, que en este caso son la Unión Ciclista Internacional (UCI), la Federación Costarricense de Ciclismo (Fecoci) y la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Todo lo anterior, de conformidad con los artículos 14.1.2 y 14.3 del Código Mundial Antidopaje y las Normas Nacionales Antidopaje de Costa Rica.

Tras los exámenes antidopaje realizados durante la Vuelta a Costa Rica 2019, tanto Quirós como Quesada presentaron resultados analíticos adversos con clostebol, uno de los esteroides anabolizantes androgénicos incluidos en la lista de sustancias prohibidas por la AMA.

Este es un nuevo golpe para el ciclismo tico, ya que asciende a cuatro el número de pedalistas nacionales que arrojaron resultados adversos en la Vuelta. Primero se detectó el caso de Roberto Argüello Bolaños; luego Amil Ayub Munich Calvo y ahora también inician un proceso Fabricio José Quirós Araya y Orlando Esteban Quesada Álvarez.

Ahora ellos tendrán que indicar si solicitan la apertura de la contramuestra.

Artículos Relacionados