Sin excusas ni justicación.

Se puso en marcha el torneo nacional y ya escuchamos una frase especulativa, “en el camino se arreglan las cargas”.

En un torneo tan corto es muy importante arrancar bien, con credibilidad. Esta lección la tomaron al pie de la letra Saprissa y la Liga, venciendo a sus rivales de turno. Aunque no siempre se cumple la frase “lo que empieza mal termina peor”.

Este torneo aparte de corto, se jugará domingo, miércoles, domingo, y cualquier despiste puede costar muy caro. No lo decimos por la primera fecha, sino por lo que se avecina.

Los precedentes deparan un torneo muy reñido, algunos con la obligación de ser campeones. Herediano quiere el bicampeonato que no logra hace casi 40 años, además busca alcanzar a la Liga con sus 29 títulos.

Alajuelense, dejó atrás el centenario sin poder celebrar su ansiado campeonato y ya cumple 12 torneos sin levantar la copa. Saprissa suma una racha negativa de tres torneos y sus fanáticos muestran su lado irascible.

El Cartaginés cumpliría la edad octogenaria sin llegar al podio de los ganadores. San Carlos tuvo un buen 2019, fue campeón e ingresó a semifinales de Apertura. Ahora se prepara para enfrentar dos torneos, su manejo debe ser estratégico cuidando ambas competencias.

Santos es un equipo que ha venido a menos, aunque su resultado en Cartago fue bueno y su técnico manifestó que la meta hoy es pelear por el campeonato.

Esa mentalidad positiva debe prevalecer desde un inicio. Veremos el comportamiento de Pérez Zeledón y los demás equipos, hasta dónde llega su ambición y capacidad.

Como dijo Cristian Bolaños, “el campeonato lo ganamos desde el primer juego”.

Un equipo que dio el campanazo en el inicio del Clausura fue Guadalupe FC, llenando de goles a los universitarios cinco a cero. En nuestro fútbol con frecuencia se pierde el foco y la proporción de las cosas y en cuatro o cinco jornadas ya se habla de guillotina para los técnicos, pronto comenzarán los pronósticos sobre cuál será el primer despido.

La gente en sus trabajos, reuniones familiares y amigos, han comenzado con sus predicciones sobre quienes serán los cuatro que llegarán a semifinales. Mirar para atrás no tiene sentido, hay que arrancar “a muerte”.

Aquí no hay excusa de la cancha, ni el calor, ni el viento. Tampoco que están armando equipo o que estamos arrancando de cero.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

Artículos Relacionados