¡Semestre soñado! Herediano alcanzó con todo mérito su cetro 27 y sumió a la «Cueva» en un pesado silencio.

¡Semestre soñado! Herediano alcanzó con todo mérito su cetro 27 y sumió a la «Cueva» en un pesado silencio.

El Club Sport Herediano culminó con éxito el segundo semestre 2018 tras alcanzar el domingo su cetro #27 en el estadio Ricardo Saprissa. Los rojiamarillos vinieron de menos a más en el partido y entregaron vencidos a los morados 2 x 3 en tiempos extra luego del 2 x 2 en el tiempo reglamentario y el 4 x 4 en el global.

Los florenses habían alcanzado el trofeo de la Liga CONCACAF pero les había costado el torneo nacional a tal punto que tuvieron que luchar contra la adversidad para meterse dentro de los cuatro clasificados a la segunda ronda.

El reducto tibaseño como era predecible, se volcó totalmente a favor de los locales desde el primer minuto. Saprissa tuvo una mejor posesión de la pelota pero los visitantes estaban muy bien dispuestos tácticamente en la cancha.

La propuesta inicial del Herediano era clara. Esperar al Saprissa y luego aprovechar los espacios para atacar con velocidad.

El panorama para los florenses se complicó un poco al minuto 10′, luego de que el técnico Jafet Soto, reclamó airadamente una supuesta falta contra un jugador rojiamarillo. El réferi, Pedro Navarro, lo expulsó por los gestos, gritos y reclamos del timonel. Soto perdió su ecuanimidad, ingresó a la cancha y montó un show censurable y lamentable, tras increpar a Navarro y luego gesticular a la afición mientras salía.

Conforme avanzó el tiempo «El Team» se fue acomodando mejor y emparejó las acciones, aunque ofensivamente presentó muy poco.

Sin embargo al minuto 35′ la «Cueva» explotó. Mariano Torres cobró un saque de esquina al primer palo, cerrado, venenoso. El mexicano Omar Arellano quiso despejar, pero más bien se la desvió al guardameta Moreira para incurrir en autogol y poner el 1 x 0.

Los morados se fueron al descanso con la ventaja.

Herediano entró con otra disposición en el complemento y muy rápido emparejó el marcador. Luego de un pase largo de Randall Azofeifa a las espaldas de la defensa morada, Jimmy Marín controló de pecho y con un toque magistral «globeó» la pelota para vencer a Briceño y poner el 1 x 1 al 47′.

Con el empate, los visitantes se replegaron y Saprissa perdió confianza en la cancha. Los espacios se cerraron y el dominio morado era insulso ofensivamente.

Sin embargo al 66′, Christian Bolaños y Mariano Torres construyeron una pared de lujo para que finalmente Johan Venegas con todo el marco a su disposición pusiera el 2 x 1.

La reacción del Herediano no se hizo esperar y sólo 4 minutos después el defensor, Cristian Reyes, puso el 2 x 2.

Saprissa se quedó con diez jugadores al minuto 88′ por la expulsión del argentino Alejandro Cabral, quien infantilmente agredió a Jimmy Marín y se fue expulsado por acumulación de tarjetas amarillas.

En los tiempos extra los equipos fueron cautos y arriesgaron poco. Dos acciones fueron fundamentales para definir el campeonato en el alargue: Primero Jairo Arrieta, quien recibió una pelota solo, solo, frente al marco e inexplicablemente la botó. Y la segunda, un centro desde la izquierda de Jimmy Marín que conectó de cabeza el delantero mexicano, Aldo Magaña, para poner el 2 x 3 definitivo.

No hubo tiempo para más y Herediano alcanza su estrella número 27.

Comentarios de Facebook

administrator

Artículos Relacionados

Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com