Ronald, ponga el Waze, estamos perdidos.

La selección de Costa Rica sigue en medio de una densa nebulosa. El estancamiento es notorio. Mientras otras selecciones del área se les nota crecimiento y renovación, la Tricolor lo hace a cuenta gotas.

Ronald González dejó de ser consecuente con lo que predicó. Futbolistas que no juegan con sus equipos aparecen de titulares en la selección nacional.  Es claro que la gente está desencantada, no se ve un plantel estable, pero si demasiado laboratorio, no podemos seguir viviendo de la renta de Brasil 2014.

Nos toca una hexagonal que será “a muerte” y que puede ser de las más difíciles de la historia de CONCACAF, en estos momentos nos vemos un tanto distantes de Catar.

Tampoco es que faltaron grandes figuras por no ser fecha FIFA.  Si no se da un refrescamiento en la selección pronto se nos hará muy tarde, y habrá que echar mano a los mismos de siempre que ya no dan más, era un buen momento para darle rodaje a varios jugadores que enfrentarán a esta misma selección de Estados Unidos el otro mes por la eliminatoria rumbo a los Juegos Olímpicos.

El sábado bastó un rato para ver una mejoría que se demostró con la presencia de los jóvenes, y que bien pudieron haberle salvado el juego a Costa Rica, lamentablemente a Ronald González parece lo envuelve el pavor de dar el paso a una mezcla mayor de jóvenes, como lo hizo Estados Unidos con una selección juvenil y sub 23.

Tenemos dos fechas FIFA en marzo y luego vendrán los juegos de la Liga de Naciones en junio. A Costa Rica le cuesta conseguir rivales de peso y la dirigencia no se anima a presentarla en el Estadio Nacional por la falta de interés actual de los fanáticos de la Tricolor y las pérdidas que podría causar.

Es absurdo decir que el marcador fue irreal cuando la mejor figura del partido fue Esteban Alvarado. El otro argumento fue, que hubo poco tiempo de trabajo; como si no se conocieran, como si nunca hubieran jugado juntos.

Las excusas y justificaciones no calzan para nada cuando no se juega bien y crecen las dudas sobre el futuro de la selección. Los objetivos de Ronald estaban establecidos, pero futbolísticamente no se cumplieron.

Dice el técnico, que él cree tener lista la base para setiembre donde Costa Rica se jugará todo en la hexagonal de la CONCACAF. Esperemos así sea. ¿Y don Carlos Watson que opina?

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

Artículos Relacionados