Representantes sin respeto ni escrúpulos.

Es claro que los agentes de jugadores se han convertido en una figura fundamental en el fútbol actual. Desde las grandes estrellas de los equipos más afamados hasta los que manejan nombres de equipos y países menos desarrollados.

Su trabajo es colocar en los equipos donde haya una mejor remuneración, puedan destacar y alcanzar crecimiento para ubicarlos en ligas más importantes. Sus comisiones son parte del negocio y su influencia se hace sentir cada vez más.

El tema de los agentes se ha prostituido, no sé cuántos están registrados en la FEDEFUTBOL ya que ahora también lo pueden hacer abogados, apoderados, o bien sociedades de representación que ejerzan esta función, o sea está por la libre.

Algunos como Jorge Mendes goza de enorme reputación. El portugués representa a Cristiano Ronaldo, Pepe, Di María, Thiago, De Gea.

La comisión de agentes FIFA de Costa Rica desapareció. Ronald González técnico de la selección, en su momento ganó el examen de FIFA con excelente calificación, pero no pudo depositar el monto de $125 mil y ninguna entidad le dio póliza de responsabilidad.

Los representantes de jugadores tienen mucho que ver a lo largo del desarrollo profesional de un futbolista, son una parte fundamental en el éxito de ellos. Existen grandes jugadores como Neymar o Lionel Messi que los representan familiares muy cercanos, muchos de ellos también son representados por sus esposas.

Hay una diferencia entre los vendedores de jugadores y representantes de agencias serias, quienes no degradan a un futbolista de otro equipo o atacan a una entidad para llevar agua a su molino, aunque otros la ética se la pasen por cualquier parte. Esta situación provocada entre Jurgens Montenegro y Manfred Ugalde dos buenos amigos, se manejó de una manera vulgar y sin escrúpulos de ninguna índole.

Si la intención fue dañar al futbolista de Jicaral, hay que decir que lejos de cualquier afectación el jugador ha salido totalmente fortalecido. Ojalá estos vendedores de humo que pululan en nuestro medio sean intervenidos por la Fedefútbol y así evitar choques de jugadores, dirigentes y representantes.

Los agentes deben ocuparse del apoyo psicológico especialmente de jugadores jóvenes que están viviendo diferentes cambios en su vida.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

Artículos Relacionados