Mercedes pintó sus monoplazas F1 de color negro como señal de combate contra el racismo.

Este fin de semana, y tras varios meses de suspensión por la pandemia del Covid-19, la Fórmula 1 regresa a las pistas con el Gran Premio de Austria, en el circuito de Spielberg.

El equipo más ganador de las últimas temporadas, Mercedes AMG, mostró como serán sus monoplazas para dicha competencia, las cuales estarán pintados completamente de negro, como señal de combate contra el racismo en el mundo.

“Presentamos nuestra nueva cara 2020. Una promesa de mejorar la diversidad de nuestro equipo y nuestro deporte, y una señal del compromiso del equipo de luchar contra el racismo y la discriminación en todas sus formas”, informó la escudería a través de Twitter.

Cabe mencionar que el piloto principal del equipo y seis veces campeón del mundo de la categoría, el británico Lewis Hamilton, ha sido uno de los deportistas más activos en el combate contra el racismo tras la muerte del afroamericano George Floyd en manos de la policía de Mineápolis en Estados Unidos el pasado 25 de mayo.

Artículos Relacionados