Las féminas se imponen.

Mujeres y hombres compiten en casi todos los deportes de manera separada por las distintas capacidades físicas, eso sí, las diferencias ya no son tan notables, como sí el flujo de información.

Si usted consulta quien tiene el récord de los 100 metros planos, la contestación es inmediata Usain Bolt. ¿Y en mujeres? Para casi todos es una incógnita. Aunque las mujeres estén en el deporte competitivo muy pocas veces se les reconoce.

Las jóvenes ticas de la Selección que participa en los Panamericanos perdían 1 a 0 con Panamá y Perú y remontaron los marcadores y ganaron 3 a 1 ambos juegos. El sábado anterior empataron 0 a 0 con Argentina quedándose con el primer lugar del Grupo A. Si se hubiera tratado de los hombres se estaría hablando y escribiendo más de lo normal.

Hasta hace pocos años se dudaba de la capacidad fisiológica de la mujer para soportar una prueba de larga duración como la marcha en 20 kilómetros. Noelia Vargas otra joven costarricense, una de las más jóvenes y con solo año y medio de práctica en esta prueba, logró una sexta posición y clasifico para el Mundial de Atletismo de Catar.

La integración de la mujer en el ámbito deportivo ha sido lenta y no exenta de dificultades. Pero cada vez adquieren mayor protagonismo, aun así, no alcanzan el reconocimiento real en el deporte de alto rendimiento.

Yokasta Valle, nos trae un título mundial de la Federación Internacional de Boxeo. Logrado a puro pulmón, con mente positiva y gran preparación. Su capacidad y lucha se vio en el ring ante la campeona del mundo, Joana Pastrana. El cetro de las 105 libras viene para Costa Rica y esta joven llena de ilusión y orgullo a todos los ticos.

Igual ocurre con Neshy Lindo, una niña de sólo 16 años, única medalla de bronce en los panamericanos hasta el momento en Taekwondo.

Es fácil hablar de las diferencias físicas entre los hombres y las mujeres que influyen en el deporte, en comparaciones fisiológicas; mayor masa muscular, mejores niveles de fuerza, mayor capacidad cardiorespiratoria. Esos factores en el rendimiento deportivo se han ido equiparando por la disciplina, convencimiento y gran determinación en los entrenamientos.

Generalmente la mujer tiene mayor tolerancia y predisposición a los trabajos de resistencia, derribando así la mayoría de los mitos sobre la “debilidad femenina”.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.