Kylian Mbappé comunica al PSG que quiere marcharse en 2021.

Si Lionel Messi ha sido el nombre del verano de 2020, Kylian Mbappé puede serlo en 2021.

El francés, según informa ‘The Times’, ha comunicado ya al PSG su intención de abandonar el club galo al término de la campaña 2020-21.

Esto sería una temporada antes de la finalización de su contrato, pues termina su vínculo con la entidad de la capital francesa en verano de 2022. Al parecer, más que la reunión para renovar, atendiendo a la información de ‘The Times’, lo que Mbappé quiere es una para ver cómo sale del PSG.

Mbappé, que parece que lleve toda la vida jugando por lo joven que debutó, dejaría la entidad de París con tan solo 22 años y con todo un futuro por delante.

Los números del joven delantero francés son, simplemente, extraordinarios para la edad que tiene. En el AS Mónaco pasó de ser prácticamente nadie a titular indiscutible en la misma temporada. Al final, su nombre se vinculó a no pocos clubes, entre ellos el Real Madrid.

Zinedine Zidane no ha ocultado jamás su admiración por Mbappé, algo que ha hecho que Leonardo, director deportivo del PSG, haya tenido sus más y sus menos con el entrenador del Real Madrid.

La decisión de Mbappé acercaría al francés al equipo blanco, pues de querer irse del club el PSG podría abrir la mano a negociar por él. Eso sí, con Neymar no levantaron jamás el pie del freno y el brasileño se quedó en París.

Sin embargo, no solo el Real Madrid suspira por Mbappé. El Liverpool de Jurgen Klopp también tiene su vista puesta en Francia por si suena la flauta… pero Kylian, por alguna foto de su pasado y por Zidane, parece que de salir del PSG vería con mejores ojos llegar al Santiago Bernabéu.

El próximo año puede ser divertido en cuanto al mercado de fichajes, porque Mbappé podría marcharse, algo que ya está en su cabeza atendiendo a la información de ‘The Times’, y porque Messi, de no renovar, termina contrato con el Barça y ahora sí podrá irse gratis del club.

Mbappé llegó al PSG en una operación curiosa. Aterrizó en París en 2017, pero ese mismo año ya habían pagado 220 millones por Neymar. Por tanto, llegó al club galo en calidad de cedido, y en 2018 fue cuando abonaron los 140 millones en los que le tasó el Mónaco.

Desde entonces ha sido, junto con Neymar, la gran estrella de un PSG que esta temporada se ha quedado a las puertas de la Champions League. Cayó ante el Bayern de Múnich en la final de Lisboa.

Artículos Relacionados