Jafet Soto: “Adrián Chinchilla nunca me ha pitado bien a mí”.

EL PARTIDO

Manejamos mucho, recuperamos mucho. Aun así, con 10 hombres el equipo tuvo la pelota, pero no profundidad. Una línea muy profunda de Pérez de cinco y tres volantes que nos dificultó mucho llegar por fuera o por dentro. Nos faltó un poquito de calidad individual que hemos tenido en otros partidos y hoy no. Nos costó el partido.

Si vemos el marcador, son dos llegadas de Pérez. Una que es remate fuera del área que es un error nuestro y otra en el segundo tiempo. Después de ahí Pérez no tiene absolutamente nada, pero nosotros tampoco. Excepto un penal que no se nos marcó.

ARBITRAJE

Adrián Chinchilla nunca me ha pitado bien a mí. Hablando directo como es mi estilo él nunca le ha pitado bien al Herediano. Es muy difícil y complicado para el Herediano ganar un partido con Adrián Chinchilla en la cancha.

Los que jugamos fútbol no lo necesitamos ver, para ver cómo estuvo el arbitraje, si bien o malo. Nuestra Selección Nacional necesita ritmo de competencia y tarda tres minutos en cada falta, dos minutos en los tiros de esquina, en los tiros libre dura minuto y medio o dos minutos, creo que eso es parte de lo que no me sorprende.

Nos mide totalmente diferente […] Conmigo se pone nervioso él.

No es una excusa, Pérez nos ganó bien y a nosotros nos faltó profundidad.

CAMBIOS TEMPRANOS EN EL PARTIDO

En los cambios, cuando vas perdiendo o no están saliendo las cosas, el tener los 5 cambios te da la oportunidad de mejorar, sobre todo si has jugado con línea de cinco de Grecia, contra línea de 5 de Santos, contra línea de y de Guadalupe y la de hoy.

Cuando no se está haciendo lo que creemos para atacar una línea hay que hacer cambios. A Gerson y Nextalí hay que llevarlos a otro nivel.

DESEMPEÑO DEL EQUIPO

Cuando estructuras el plan de juego y sabes que es una jugada de un equipo que no viene con buenos resultados y que sabemos que nada más se va a proteger bien y que va a jugar a la contra y te mete un gol y ya lo habías dicho y lo dijiste toda la semana, hay bronca […] El manejo fue bueno hasta dos cuartos de cancha. El en último cuarto de cancha no fuimos lo suficientemente claros. Fuimos desnivelados. Cometemos errores normales por la desesperación de empatar.

Artículos Relacionados