ICODER instalará 17 parques biosaludables en 2020.

• De 2016 a 2020 el Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación habrá instalado 85 módulos en todo el país.
……………………..……………
Con una inversión de ₡192.785.909,88 (ciento noventa y dos millones setecientos ochenta y cinco mil novecientos nueve colones con 88/100), el Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (ICODER) dotará de Parques Biosaludables a 17 comunidades del país en lo que resta del 2020.

La Licitación Abreviada Nº 2020LA-000006-0011400001, promovida por el ICODER y adjudicada al Consorcio Interamericano Caribe de Exportación S.A. (CICADEX), permitirá, en un plazo de 90 días hábiles, la instalación de 17 Parques Biosaludables en las comunidades de Isla Venado, Lepanto, Rio Cuarto, Bribri-Talamanca, Coto Brus, Nicoya, Osa, Cañas, Garabito, Dota, Naranjo, Parque La Expresión Laguna de Doña Ana en Paraíso, Oreamuno, La Guácima de Alajuela, Cervantes, Santo Domingo y Moravia.

De acuerdo con el cronograma elaborado por la empresa constructora, en el primer mes de trabajos se avanzará en la construcción de la loza para los parques que se instalarán en La Guácima, Lepanto, Isla Venado y Nicoya; en el segundo mes empezarán en Cañas, Garabito, Moravia, Osa, Santo Domingo, San Vito y Oreamuno; y en el tercero cerrarán con Dota, Paraíso, Cervantes, Bribri -Talamanca, Río Cuarto y Naranjo. En forma paralela se procederá con el fraguado para finalmente instalar los equipos.

Los Parques Biosaludables son módulos de 13 máquinas especializadas para ejercicios recreativos al aire libre, financiados por el ICODER mediante convenios de colaboración con las municipalidades, Asociaciones de Desarrollo Integral y comités cantonales de deporte y recreación respectivos, en el marco de una estrategia para reducir el sedentarismo de la población. Incluso, el proyecto forma parte de los compromisos institucionales del ICODER dentro del Plan Nacional de Desarrollo.

Estos gimnasios al aire libre son considerados una opción gratuita, accesible, segura y efectiva, para atender un problema nacional de salud pública que ha sido comprobado y que afecta a un alto por ciento de la población costarricense.

“La construcción de estos nuevos Parques Biosaludables viene a confirmar el compromiso del ICODER de luchar contra el sedentarismo” indicó Alba Quesada Rodríguez, Directora Nacional del ICODER.

“Los Parques Biosaludables se construyen con los mayores estándares de calidad y seguridad, evitando que las personas se lesionen. Como se ha notado en la Emergencia Nacional por el COVID -19, las poblaciones más vulnerables son aquellas sedentarias y con algún grado de obesidad, que arrastran una serie de enfermedades no transmisibles, como la diabetes o presión arterial, entre otras, y de ahí la trascendencia de llevar estas opciones a tantas comunidades de nuestro país”, agregó Quesada.

Por su parte, Rafael Bustamante, Director de Promoción Recreativa del ICODER y quien ha coordinado con los distintos comités el proceso de contratación y ahora la logística para la instalación de los parques, fue enfático en que el ICODER pretende que cada vez más gente cuente con espacios aptos para la actividad física, donde puedan cumplir con una adecuada rutina de ejercicios.

“Aunque en estos tiempos del COVID 19, los Parques Biosaludables están cerrados al público, esperamos que prontamente se puedan habilitar en procura de alcanzar un estilo de vida saludable y de decir no al sedentarismo”, indicó Bustamante.


68 Parques ya construidos

Del 2016 a la fecha, con inversión del ICODER se han construido 68 Parques Biosaludables por todo el territorio nacional, priorizando aquellas comunidades más vulnerables y en riesgo social.

En el 2016 se instalaron 15, en Aserrí, Grecia, Palmares, Jiménez, Barva, San Isidro, Tilarán, Hojancha, Parrita, Orotina, Pérez Zeledón, Golfito, Limón, San Carlos y Upala.

Mientras tanto, en el 2017 fueron 18, ubicados en Pococí, Nandayure, Vásquez de Coronado, León Cortés, San Vito de Coto Brus, Corredores, Buenos Aires, Osa, Puriscal, Poás, Montes de Oro, Quepos, San Pablo de Heredia, San Rafael de Heredia, San Marcos de Tarrazú, Atenas y Naranjo. Ese mismo año, y con recursos generados por el Impuesto al Cemento, se instalaron 27 parques más en Cartago.

Para el 2018, por medio de transferencia de dineros del 2107, se ubicaron otros trece en Santa Cruz, Turrialba, Garabito, Los Chiles, Carrillo, Siquirres, Matina, Abangares, La Cruz, Santa Barbara, Guarco, San Mateo y Oreamuno, antes de cambiar la estrategia de transferir recursos a las municipalidades a la contratación administrativa por parte del ICODER.

En el 2019, y con una inversión de ₡254 millones, ICODER instaló 22 nuevos parques, en Cóbano, Tucurrique, Mora, Colorado, Jiménez, Peñas Blancas, Desamparados, Sarapiquí, Paquera, Belén, Esparza, Alajuelita, Bagaces, Guácimo, La Unión, Tibás, Liberia, Sarchí, Puntarenas, Alvarado, San Ramón y Montes de Oca.

Artículos Relacionados