Herediano y Saprissa empataron en el Rosabal y dejan la serie abierta y la moneda en el aire.

Herediano y Saprissa empataron en el Rosabal y dejan la serie abierta y la moneda en el aire.

El Club Sport Herediano y el Deportivo Saprissa empataron el domingo 2 x 2 en el partido de ida de la gran final del Torneo Apertura 2018.

Una gran fiesta se vivió en el Rosabal Cordero previo al compromiso. Los florenses vendieron el 100% del boletaje y el colorido rojiamarillo fue notorio.

El inicio del partido fue de mucho cálculo por parte de ambos equipos. Juego poco vistoso, espacios limitados y portillos cerrados para tratar de incorporarse por las bandas.

Herediano poco a poco fue metiéndole intensidad y dinámica al mediocampo y fue al minuto26’ cuando tuvo su primera jugada de peligro. José Guillermo Ortiz pudo anotar cuando se topó la pelota frente al marco, pero Jaikel Medina salvó providencialmente.

Los florenses tuvieron que hacer una variante al minuto 30’, ya que Omar Arellano sufrió una recarga muscular. Jafet Soto hizo ingresar a Gerardo Lugo.

El 1 x 0 llegó al minuto 39’ por intermedio de Oscar Esteban Granados. Kevin Briceño midió mal una pelota en salida y no pudo despejar ante la presencia de Ortiz. La pelota fue al segundo palo donde cerró Granados.

Cuando terminaba el primer tiempo, Ortiz se perdió el segundo gol. El de Canalete de Upala quedó mano a mano con Briceño, pero su remate de izquierda salió ligeramente desviado. La acción fue polémica, porque pese al fallo de Ortiz, el arquero morado salió con todo y golpeó al delantero florense, sin embargo el réferi central no lo consideró falta.

En el complementoel partido no fue intenso ni abundante en emociones, no obstante cayeron tres goles más.

Los locales no tuvieron claridad y lo que ha sido una virtud en el campeonato, se convirtió en debilidad: su zona defensiva.

Al 69’, Mariano Torres, abrió un servicio por derecha a Christian Bolaños quien centró de forma precisa justo a la cabeza de Johan Venegas quien puso el 1 x 1.

Herediano reaccionó y al 78’ retomó la ventaja con un cabezazo en el área de Aldo Magaña.

Cuando parecía que los florenses salían con la ventaja, otro error en defensiva lo pagaron caro, ya que el argentino Alejandro Cabral aprovechó un rebote en el área para “fusilar” a Leonel Moreira.

El gol cayó como un balde de agua fría, el estadio se silenció y la desazón se hizo evidente en la afición, los jugadores y el cuerpo técnico local.

El próximo domingo 23 de diciembre a las 4:00 pm será el partido de vuelta en el estadio Ricardo Saprissa. El ganador de la serie se convertirá en el nuevo campeón nacional.

Foto: Club Sport Herediano

Comentarios de Facebook

administrator

Artículos Relacionados

Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.