Gianni Infantino no dejará presidencia de la FIFA pese a investigación.

Gianni Infantino no verá interrumpida sus funciones como presidente de la FIFA, pese al proceso penal abierto por la justicia suiza contra el mandamás del fútbol mundial. Las sospechas de “colusión” y “abuso de autoridad” no son impedimento para que el abogado italo-suizo abandone su puesto.

El presidente de la FIFA seguirá ejerciendo plenamente sus funciones en el seno de la institución y asumiendo sus responsabilidades. Y al mismo tiempo, seguirá cooperando con las autoridades de Suiza y de todo el mundo”, resume el texto en el que el directivo se allana a las investigaciones.

El ente máximo del fútbol mundial no cesa en la lucha por defender a su titular de los cargos expuestos. “La FIFA desmiente categóricamente toda insinuación o alusión según la cual el presidente habría intentado en algún momento ejercer cualquier tipo de influencia indebida sobre el Fiscal Federal de Suiza”, indicó la instancia en un comunicado difundido este domingo.

Gianni Infantino fue incluido, el jueves pasado, en una investigación de parte del fiscal federal extraordinario, Stefan Keller, al considerar que existen “elementos constitutivos de un comportamiento punible”. La justicia buscará saber si el directivo cometió “abuso de autoridad”, “violación del secreto de función” y “obstaculización de la acción penal”, explicó la justicia suiza.

El origen del proceso es un encuentro de Infantino con el fiscal general Michael Lauber y con el primer fiscal de Haut-Valois, Rinaldo Arnold, contra el que también se ha abierto un proceso penal. Lauber dimitió de su cargo el pasado 24 de julio sin lograr resultados en los procesos relativos al FIFAgate del 2015.

Luego fueron reveladas varias reuniones informales entre este magistrado e Infantino, en 2016 y 2017, tras una publicación de los Football Leaks en 2018, lo que hacía sospechar una supuesta colusión. “No había ni hay absolutamente ninguna razón para iniciar una investigación, porque no ha ocurrido nada delictivo ni por asomo. No existe ninguna prueba concreta en absoluto de ningún tipo de delito penal”, aclaró la FIFA.

Artículos Relacionados