Frank Lampard impone disciplina en el Chelsea con fuertes multas.

Con un coeficiente intelectual cercano a los 160 de Albert Einstein, Frank Lampard (Londres, 20 de junio de 1978) se encuentra en ese 0,1% de la población mundial calificado como superdotado. Esa inteligencia siempre lo acompañó dentro de las canchas y le permitió suplir ciertos déficits en sus habilidades futbolísticas para compensarlos con movimientos que lo convertían en un mediocampista omnipresente y con mucho gol (es el máximo goleador del Chelsea con 211 conquistas). Es esa inteligencia también la que le permite ser hoy uno de los técnicos más prometedores de la Premier League. En apenas su segunda temporada en el banquillo, ya todos hablan de su nuevo Chelsea y sus métodos que aportan en el crecimiento de los ‘Blues’.

Terceros en la Liga Inglesa con 8 triunfos, 2 empates y 2 derrotas, y segundos del Grupo H de Champions League -compartiendo el mismo puntaje con el Ajax y el Valencia luego de 2 victorias, una igualdad y una caída-, los de Stamford Bridge están teniendo una temporada impensada, sobre todo por tener a un entrenador que llega tras solo un año de experiencia en la Championship y sin posibilidades de reforzar su plantel por el castigo impuesto por la FIFA, debido a irregularidades en fichajes de juveniles.

Lampard volvió al Chelsea como estratega gracias a su buena campaña con el Derby County. Con su sexto lugar en la temporada regular de la Segunda inglesa, consiguió un cupo a los ‘playoffs’ para pelear por el tercer boleto de ascenso a la Premier. Primero sacó de carrera al buen Leed United del argentino Marcelo Bielsa en encuentros de ida y vuelta. Pero en el partido único no pudo frente al Aston Villa. Pese a ello, la crítica británica habló maravillas de la primera experiencia de Frankie al mando de un club.

“A Lampard le tengo mucha fe. Como jugador me encantaba. Sabía en cada zona del campo qué era lo conveniente. Estoy convencido de que va a ser muy buen entrenador. Estoy absolutamente convencido”, comentaba hace un tiempo Axel Torres, especialista español del fútbol internacional.

Hoy, además de la propuesta táctica, los medios ingleses señalan que gran parte del éxito se debe al método Lampard, ese que exige un profesionalismo máximo para cumplir dentro del terreno de juego. Para lograr la concentración absoluta de su plantel apunta a donde más les duele a los futbolistas: el bolsillo. Así se puede reducir el margen de error en los partidos y también se moldea el carácter de un plantel muy joven en promedio de edad. Los resultados están a la vista.

El manual disciplinario de Frankie se filtró a través de Internet y sorprende los montos de las multas por todo tipo de faltas. ¡La más alta es de poco más de 23 mil euros por llegar tarde al inicio de un entrenamiento! No informar de una enfermedad o lesión antes del día libre o una hora y 30 minutos previo al entrenamiento es la segunda sanción más grave con 11 mil euros.

La relación de multas es la siguiente:

583 euros

-Llegar tarde a una charla técnica: por cada minuto de tardanza.

1.166 euros

-Tardanza en los trabajos de preactivación en el gimnasio.

-Que suene el celular durante las comidas del equipo o en una charla técnica.

-No vestirse con la equipación correcta en los días de los partidos.

2.915 euros

-Reportarse tarde el día del partido o en la hora del viaje programado.

-Llegar tarde a la hora del entrenamiento.

-Tardanza para asistir al tratamiento médico o rehabilitación.

-Tardanza en la cita médica.

5.831 euros

-No regresar de viaje con el equipo después de los partidos sin avisar al comando técnico 48 horas antes.

-No presentarse a los eventos del equipo o a los trabajos comunitarios establecidos.

Según el código disciplinario del Chelsea, todas las multas deberán ser pagadas en un máximo de 14 días, de lo contrario se duplicarán. Todo lo recaudado se donará a organizaciones benéficas.

“Frankie es uno de mis mejores jugadores de todos los tiempos, uno de los mejores profesionales que he tenido, una leyenda del Chelsea y una leyenda de la Premier Legue”, lo elogiaba su extécnico José Mourinho cuando el volante decidió retirarse como futbolista hace tres años. Hoy, como entrenador, Lampard quiere que sus jugadores se vean reflejados en lo que él fue en la cancha: un profesional al 100%. Para ello se requiere de mucha disciplina.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.