Esto no se acaba, hasta que se termine.

Esto no se acaba, hasta que se termine.

Por ahora, el Club Sport Herediano y el Deportivo Saprissa hacen valer su casta, su palmarés y su tradición futbolística.

San Carlos el gran vencedor de la primera fase sucumbió ante los florenses. Prácticamente arrollado por el “Team” que lo dominó, además de someterlo a un esfuerzo extra en lo físico y mostrarle un gran volumen de fútbol. Un 2 – 0 que luce lapidario según algunos “entendidos”.

Los norteños van a matar o morir en casa, este juego luce más atractivo y emocionante por el antecedente de la segunda vuelta cuando herediano ganaba 2 – 0 y al final cayó 3 – 2. Claro, no son todos los que pueden hacer valer esa ventaja de cerrar la serie en casa y revertir un marcador en las condiciones que llega ahora Herediano.

A lo largo del torneo los “Toros del Norte” hicieron casi infalible su territorio y firmaron su presencia en la final. Por los antecedentes los sancarleños esperan un desenlace exitoso y hacer valer esa fortaleza de la localía, el problema es el rival, el colmillo y la experiencia vivida por los florenses en los últimos torneos donde sacan todo su arsenal y el kilometraje.

Herediano está motivado viene creciendo, consolidando un once y sus relevos, saben que llegaron de últimos, pero ya adentro es la gran oportunidad para pelear por la final. Hay quienes dicen que la llegada de los florenses a semifinales fue como meter el “diablo” a misa y que van a arrasar en esta fase.

Por otra parte, Saprissa manejó casi de principio a fin el juego en Pérez Zeledón. Hubo momentos de rayería en el marco de los «Guerreros» donde se notó la grandeza de Bryan Segura, punto alto del equipo sureño.

El empate es bueno para la “S” pero no confiable. Los morados debieron traerse algo más por sus innumerables llegadas y disparos al marco rival. No es fácil hacerle goles a los del Valle de El General, pero uno, podría ser suficiente en caso de un cero a cero en Tibás.

Saprissa tiene la administración del juego, su público y localía. Su recinto y su buen fútbol son cartas para cerrar la llave en casa donde casi no sabe fallar. Esta es una gran oportunidad para seguir incrementando esa racha y alargar su permanencia en el torneo.

El finiquito todavía no está firmado y en fútbol hay que ser prudente hasta que se acaben los 180 minutos o más. Tienen la palabra los cuatro.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

Comentarios de Facebook

administrator

Artículos Relacionados

Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.