El fútbol es lo más importante, de las cosas menos importantes.

La jornada 15 del Torneo Clausura 2020 dejó muchas curiosidades. Después de muchos años, todos los partidos de jugaron a puerta cerrada, debido al virus SARS-CoV-2.

Los artistas en el terreno de juego, celebraron la no despreciable cifra de 27 goles, pero tuvieron que hacerlo solos, sin el grito y el apoyo de aquellos que le dan alma al deporte: los aficionados.

Dos equipos, Alajuelense y Jicaral, aplastaron a sus rivales, propinándoles seis goles.

Por primera vez en la historia, dos jugadores marcan un póker en una misma jornada: Jonathan Moya y Jurguens Montenegro.

Cartaginés, fue artífice de una remontada espectacular en 11 minutos ante Grecia, que mantiene a la escuadra brumosa con opciones sólidas de meterse en la zona de clasificación.

Pero sin duda, el hecho más relevante fue la victoria a domicilio de Limón FC ante el campeón nacional. Desde la llegada de Luis Fernando Fallas, los caribeños han tenido un nuevo aire, han ganado 10 de los 15 puntos disputados y ya se alejaron 9 puntos del último lugar en la lucha por el no descenso. Pareciera que Limón FC ya se salvó.

Herediano venía con un rendimiento excepcional en casa y, en el papel, tenía todo servido para seguir peleando por el primer lugar. ¡Vaya freno el que recibieron los dirigidos por Giacone!

Todos estos hechos y curiosidades se dieron en la jornada 15.

El pasado sábado, la UNAFUT acordó adelantar las jornadas del Clausura y jugar domingo – miércoles – domingo. Este lunes, ante el clamor de técnicos, jugadores y árbitros, se reunieron los presidentes, así como jerarcas de la Unafut y Fedefútbol para reconsiderar la continuidad del campeonato.

Sin embargo, el criterio técnico emitido por el Ministro de Salud, donde indica que el fútbol puede seguir, pero a puerta cerrada, motivo a los jerarcas para que la decisión sea continuar con el campeonato.

¿Es lo mejor? Pareciera que no.

La vida y la salud siempre serán lo indispensable en los seres humanos y la pandemia que vive el mundo con la enfermedad del COVID-19 amerita un alto en el camino. Los actores del entretenimiento no son robots, ni inmunes.

El criterio es respetable, pero será el tiempo el que se encargue de juzgar si lo que se hizo fue lo correcto.

No olvidemos que el fútbol es lo más importante, de las cosas menos importantes.

Artículos Relacionados