Djokovic pide perdón públicamente por su pelotazo a la jueza de línea en el US Open.

  • El serbio, que no hizo declaraciones a la prensa, publicó en su cuenta de Instagram sus disculpas tanto al US Open como a los aficionados.

El serbio Novak Djokovic aseguró el domingo sentirse “triste y vacío” después de quedar descalificado del US Open. tras golpear con una bola a una jueza de línea durante el partido de octavos de final en el que se enfrentaba al español Pablo Carreño.

“Toda esta situación me ha dejado realmente triste y vacío. He preguntado por la juez de línea y el torneo me ha dicho que gracias a dios se encuentra bien”, dijo el tenista en una publicación en sus redes sociales.

El número uno del mundo dijo lamentar “extremadamente” haber causado tanto estrés de manera “tan involuntaria”, y señaló que no iba a publicar el nombre de la afectada para respetar su privacidad. Sobre su eliminación del Grand Slam neoyorquino, aseguró que va a trabajar para convertir su decepción en “una lección para mi crecimiento y mi evolución como jugador y como ser humano”.

Dkovic, que estaba visiblemente irritado en el momento del incidente y que lanzó la pelota después de que Carreño rompiera su servicio, también pidió perdón al US Open y a todos los asociados por su comportamiento. “Estoy muy agradecido a mi equipo y a mi familia por ser mi firme apoyo, y a mis fans por estar siempre ahí conmigo. Gracias y lo siento”, puntualizó.

Tras el incidente, en el que la jueza de línea fue golpeada en el cuello con la pelota y que durante unos momentos tuvo visibles problemas para respirar, la Asociación de Tenis de Estados Unidos (USTA, en inglés) anunció en un comunicado que le sancionaba con la perdida de todos los puntos y el dinero en metálico que había conseguido en el US Open.

La descalificación

Durante una discusión de unos 10 minutos cerca de la red que involucró a la juez de silla Aurelie Tourte, el árbitro del torneo Soeren Friemel y el supervisor de Grand Slam Andreas Egli, Djokovic parecía estar defendiendo su caso. Finalmente, se acercó para estrechar la mano de Carreño Busta. Tourte luego anunció que Djokovic estaba descalificado, el equivalente en tenis a una expulsión.

Djokovic, de 33 años, que era el gran favorito a conseguir el título del Abierto, tras haber perdido el undécimo juego de primer set del partido de octavos de final que disputaba frente al español Pablo Carreño Busta y le hizo el ‘break’ para el parcial de 6-5, perdió el control de su emociones y vivió su peor momento como profesional en una pista de tenis.

Irónicamente, en una las emblemáticas canchas de triunfos, la Arthur Ashe, donde ha conseguido tres títulos del Abierto y ha disputado ocho finales. De inmediato, los jueces del torneo dialogaron con Djokovic, a quien le hicieron ver que sus acciones habían violado el código de conducta por el que se rige la competición, y decidieron su descalificación.

Posteriormente, la Asociación de Tenis de Estados Unidos (USTA, en inglés) dio a conocer un comunicado oficial en el que confirmaba la descalificación de Djokovic por sus acciones “antideportivas” y contrarias a lo establecido en el reglamento, lo que le costó su salida de torneo, además de ser sancionado sin recibir puntos para la clasificación mundial los premios en metálico que hubiese ganado hasta los octavos.

Asimismo, la USTA indicó en su comunicado oficial que Djokovic podría estar sujeto a futuras sanciones, si la organización así lo considerase. La decisión de la USTA le genera a Djokovic, que tenía marca perfecta de 26-0 en lo que iba de temporada, le costó no recibir 250.000 dólares que ya había ganado por alcanzar los octavos de final del Abierto y tendrá que estar a la espera de que pueda recibir otra multa económica referente al haber infringido el reglamento.

Artículos Relacionados