Coronavirus: después de alentar a los turistas a seguir viajando, Cuba cierra sus fronteras

Cuba anunció el viernes el cierre de sus fronteras durante un mes excepto para los residentes en la isla y las actividades comerciales.

Regirá​ desde el próximo martes con el fin de evitar la llegada de nuevos casos de COVID-19 al país, que ya suma 21 enfermos, de los que uno ha muerto, y al menos otras 500 en aislamiento preventivo.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, hizo el anuncio en la televisión durante un programa especial en el que se anunciaron las últimas medidas del Gobierno frente a la pandemia, “un desafío inédito” que “no ha podido ser contenido por las sociedades más desarrolladas del planeta”, recordó.

Hasta hoy las fronteras cubanas permanecían abiertas y los vuelos seguían llegando con normalidad desde países afectados, lo que ha generado inquietud entre la población y peticiones en las redes sociales de que se cerraran las entradas a puertos y aeropuertos.

Desde el próximo martes 24 de marzo, solo se autorizará la entrada a residentes en Cuba en todas las categorías, lo que incluye a cubanos que estaban de viaje o de misión, aquellos con residencia habitual en el exterior pero que conservan domicilio en la isla y extranjeros con carnet de residencia temporal o permanente en el país caribeño, indicó el presidente.

Los cubanos y residentes extranjeros que regresen al país caribeño serán sometidos a dos semanas de cuarentena en dependencias sanitarias, avanzó por su parte el ministro de Salud, José Ángel Portal.

En cuanto a las salidas, se gestionará la devolución en los próximos días de 60.000 extranjeros no residentes que aún se encuentran en la isla, en su mayoría turistas de varias nacionalidades, a razón de unos 13.000 viajeros por día.

Díaz-Canel también conminó a la población a que asuma “prácticas de distanciamiento social”, entre ellas evitar los saludos efusivos, las aglomeraciones y el transporte público en horas punta, y afirmó que se están evaluando propuestas para ampliar el trabajo desde casa.

“Ni besos ni abrazos, y cuando esta epidemia pase, nos abrazaremos para celebrarlo con todas las ganas”, apostilló.

Artículos Relacionados