Conmebol recuperó más de USD$53 millones provenientes de cuentas de exdirigentes involucrados con el FIFAGate.

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) anunció que la Fiscalía de Suiza dio lugar al reclamo y ordenó la devolución de más de USD$37 millones provenientes de cuentas de exdirectivos de la entidad, que se suman a los montos que la actual gestión viene recuperando y que en total superan los USD$53 millones.

El dinero había sido retenido por las autoridades del país europeo luego del estallido del FIFAGate y había sido apropiado de manera ilegal por Nicolás Leoz, expresidente de la Conmebol, y Eduardo Deluca, exmano derecha de Julio Humberto Grondona, difunto presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

La entidad sudamericana hizo el anuncio a través de un comunicado en su web oficial en el que destaca que “bajo la presidencia de Alejandro Domínguez, la CONMEBOL es la única confederación que realizó este tipo de auditorías. Después de los escándalos de corrupción que sacudieron el mundo del fútbol, la nueva CONMEBOL aplicó cambios profundos con el objetivo de garantizar la transparencia y proteger el patrimonio del fútbol sudamericano. Estas acciones modificaron la percepción de los diversos órganos judiciales, pasando la CONMEBOL de ser considerada una ‘organización criminal’ (2015) a una institución ‘víctima’ de sus dirigentes. Este cambio otorgó a CONMEBOL la posibilidad de solicitar la restitución del dinero sustraído por diversos dirigentes involucrados en los procesos judiciales, conocidos como el FIFA GATE”.

El destino que tendrán estos fondos se conocerá en noviembre durante el Congreso convocado, cuando se haga el anuncio oficial de la restitución de estos millones de dólares. Vale recordar que en total ya se han recuperado USD$53,5 millones de la corrupción: 16,05 millones desde Paraguay, por parte de los herederos de Leoz, y USD$550 mil de los Estados Unidos, del donde se espera una mayor recuperación más adelante según señala el escrito.

“CONMEBOL ratifica su compromiso con la transparencia, la justicia, las reglas claras y la reinversión en el fútbol de los recursos generados por el propio fútbol. En este sentido, seguirá trabajando para la reposición del dinero apropiado por particulares y que pertenece a toda la familia del fútbol sudamericano”, cierra el comunicado publicado este miércoles.

El paraguayo Nicolás Leoz, quien murió en 2019 a los 90 años, fue presidente de la Conmebol entre mayo de 1986 y abril de 2013, período durante el cual se estableció como uno de los hombres más poderosos en el fútbol sudamericano.

Su deceso se produjo cuando el gobierno de su país tramitaba un proceso de extradición a los Estados Unidos que buscaba juzgarlo por sus actos de corrupción. La fiscalía norteamericana lo acusó de haber recibido millones de dólares en coimas a cambio del otorgamiento de derechos de televisación de torneos de la Confederación Sudamericana de Fútbol.

Leoz, también exvicepresidente de la FIFA, formaba parte de un grupo de dirigentes sospechosos de haber recibido sobornos para apoyar la candidatura de Catar para el Mundial 2022. Su sucesor en el cargo, el paraguayo Juan Ángel Napout está preso en un penal de Nueva York, Estados Unidos, castigado con 20 años de cárcel, acusado de organización mafiosa, fraude masivo y blanqueo de dinero.

Por su parte, Deluca fue mano derecha de Julio Humberto Grondona y noviembre de 2019 fue suspendido de por vida por la FIFA al encontrarlo culpable de soborno y de violar el Código Ético por los derechos de televisión y mercadotecnia de torneos de la Conmebol y la Concacaf. El argentino no fue extraditado a los Estados Unidos y en diciembre el juez Martínez De Giorgi elevó su causa por lavado de dinero a juicio oral.

Artículos Relacionados