Bayern Múnich derrotó al Sevilla y se consagró campeón de la Supercopa de Europa.

El FC Bayern Múnich arrancó la temporada 2020/21 como finalizó la anterior, festejando.

Los bávaros se impusieron 2 x 1  al Sevilla en el Puskas Arena de Budapest y se coronaron campeones de la Supercopa de Europa, ante unos 20 mil aficionados.

Antes de los 15 minutos, el Sevilla abrió el marcador. Un centro de Suso para De Jong, que este bajó para la llegada de Rakitic, obligó a Alaba a empujar al croata para que no llegue al balón y el árbitro no dudó al pitar penal. El argentino Lucas Ocampos se hizo cargo de la ejecución y con un remate cruzado estableció el 1 a 0.

Tras el gol, el Sevilla cedió la iniciativa y el Bayern empezó a ejercer su juego. Fue así que acorraló al cuadro español y generó varias ocasiones.

Fue así que luego de tanto insistir, el Bayern tuvo su premio a los 33 minutos. Muller levantó de tres dedos para el centrodelantero polaco, quien de espaldas al arco aguantó la marca y bajó la pelota para que León Goretzka de frente, remate a quemarropa para igualar las acciones.

En el complemento, el Sevilla salió con la misma actitud que había iniciado el encuentro, con presión alta y decisión de jugar en campo contrario. Sin embargo, fue el Bayern Múnich el que tuvo más clariad para inclinar la balanza.

Con el 1 x 1 al final de los 90 minutos, el partido se fue a los tiempos extra.

El Bayern Múnich logró el segundo tanto sobre el final de los primeros 15 del alargue, gracias a una pelota parada. Alaba capturó una pelota suelta en el área y obligó a Bono a dar un rebote largo y al cielo que cayó justo en la cabeza de Javi Martínez, quien había ingresado minutos antes, y festejó el 2 a 1.

El cansancio pesó en ambos equipos que pese a haber intentado seguir atacando se vieron restringidos por sus propios físicos.

Con el triunfo, el conjunto bávaro vuelve a demostrarle al mundo por qué es el mejor equipo del planeta y este trofeo sirve de advertencia para que el resto de los clubes sepan que en esta temporada buscará repetir el triplete. Por el lado del Sevilla, Lopetegui podrá dormir tranquilo sabiendo que si sus jugadores mantienen este nivel, podrá luchar también por levantar algún trofeo esta campaña.

El Bayern se lleva así su segunda Supercopa tras la que había ganado en 2013 frente al Chelsea en los penales (5-4), en la que había marcado también Martínez, aunque en aquella ocasión para poner el 2-2 y forzar los penales.

Artículos Relacionados