Barrantes, Torres y Venegas se quejaron de “cosas raras” contra los árbitros durante el medio tiempo en el Rosabal Cordero.

Los jugadores del Deportivo Saprissa, Michael Barrantes, Mariano Torres y Johan Venegas, denunciaron luego del partido en el que Herediano goleó a los morados 4 x 1 en el Rosabal Cordero, supuestos insultos y gestos que buscaban atemorizar y condicionar al cuarteto arbitral por parte de algunos dirigentes del Herediano.

Michael Barrantes, quien salió expulsado del juego fue uno de los más enfáticos.

“Los segundos tiempos toman un giro diferente. Jafet Soto se mete en la zona mixta cuando vienen el cuarteto arbitral, se brinca las vallas y grita de todo en la puerta del camerino y todo lo qué pasa se nota en el segundo tiempo […] Hace ese berrinche en el segundo tiempo. No sé por qué no lo han reportado, no lo han parado. Que él tenía dinero para pagar cualquier multa. Acá siempre va a estar dispareja la situación. Cuando uno viene acá, en el segundo tiempo, las cosas siempre cambian”, dijo Barrantes.

“Llega el árbitro y le saca una tarjeta amarilla a Mariano luego que comete dos faltas en el medio campo. Me le arrimo y a mí me dice: ‘no me digas nada porque te voy a sacar amarilla’. Es muy complicado, porque no podemos decir nada, a nosotros nos gritan, nos amonestan. Ellos nunca dicen nada”, agregó.

Por su parte, Johan Venegas, también coincidió en cuanto los supuestos insultos a los árbitros: “No es posible que en nuestro fútbol pasen cosas como que Jafet y ciertos directivos lleguen en el medio tiempo a golpearle la puerta a los árbitros y les digan hasta de lo que se van a morir, muertos de hambre e insultarlos. Eso puede afectar las decisiones de ellos. Si no se corrige eso, nuestro fútbol seguirá siendo un chiste y va a ir en decadencia”.

Mariano Torres, quien salió expulsado por reclamos dijo entre otras cosas: “Aquí pasan cosas extrañas en el medio tiempo. No quiero decir más. Pregúnteles a los personeros de Unafut porqué pasan estas cosas”.

Luego de que los jugadores pasaron por la zona mixta, Jafet Soto, salió al paso asegurando que “en Saprissa son los que menos deben hablar de eso históricamente”, pero ante la pregunta de los medios de si le había gritado o insultado a los árbitros se limitó a decir: “No tengo por qué decírtelo. Buenas noches”.

El portero, Esteban Alvarado, tambien se refirió a la reacción de los jugadores del Saprissa: “Yo he visto en el pasado cómo les han quitado partidos a otros equipos en el Estadio Ricardo Saprissa, no sé qué estarán hablando, pero de hoy no tengo conocimiento de eso. Sin entrar en polémicas me parece que las expulsiones estuvieron bien merecidas y hasta nos anulan un gol que era legítimo”, sentenció.

Artículos Relacionados