Arsenal le remontó al Chelsea y se dejó la FA Cup 2020.

El Arsenal y el Chelsea definieron el sábado en el mítico estadio Wembley, la FA Cup, el trofeo más añejo de la historia del fútbol, que cerró la temporada 2019/20 en Inglaterra.

En un partido vibrante, los Gunners lograron remontar el resultado y lograron un nuevo título para su historia, además de sellar la clasificación para la fase de grupos de la UEFA Europa League 2020/21.

El duelo comenzó con un Arsenal muy parsimonioso ante unos Blues que empezaron a lástimar rápidamente a espaldas de los defensas rivales. En esa zona empezaron a combinar Giroud, Mount y Pulisic, quien anotó el 1-0 a los 5 minutos de juego con una definición exquisita al quedar cara a cara con Emi Martínez.

A partir de ese momento, el Arsenal empezó a dominar más el balón, utilizando las salidas desde atrás para tratar de liberar espacios en ofensiva. Sin embargo, no lograron inquietar demasiado al portero Willy Caballero en los primeros 20 minutos.

Sin embargo, en uno de esos avances, Azpilicueta le cometió falta dentro del área a Aubameyang y el delantero gabonés puso el 1-1 desde el punto del penal.

El primer tiempo terminó con el equipo cañonero siendo el dueño de la pelota y empujando contra su campo a un Chelsea que no logró progresar con comodidad por la buena gestión del pressing que hizo su rival, solo pudo encontrar claridad al inicio del partido.

Al comenzar el complemento, el Arsenal retrasó un poco su bloque, redujo la intensidad en la presión y el Chelsea –donde Pulisic salió lesionado e ingresó Pedro– empezó a tener un poco más la pelota. En los primeros 15 minutos alcanzó una posesión del 65% y tuvo las aproximaciones más peligrosas, aunque sin inquietar a Emi Martínez.

En el minuto 69, con los Blues volcados en ataque, Héctor Bellerín tomó el balón en su propio campo y aprovechó su velocidad para agarrar mal posicionado al oponente y cedió el balón a Nicolas Pépé, quien habilitó a Aubameyang para que convierta el 2-1 con una gran definición de zurda por arriba de Caballero.

Y como si no fuera suficiente para el Chelsea, se fue expulsado Mateo Kovacic al ver la segunda tarjeta amarilla. Eso obligó a Lampard a mover el banquillo. Metió una tanda de tres modificaciones y mandó al campo de juego a Ross Barkley, Hudson-Odoi y Tammy Abraham, modificando su esquema a un 4-2-3. En contrapartida, Mikel Arteta hizo ingresar a Nketiah por Lacazette y Sokratis por David Luiz (lesionado), para sostener la ventaja en los minutos finales y celebrar su primer trofeo como DT.

Así se cerró este gran enfrentamiento entre los equipos de Londres, que se jugó sin presencia de público en las tribunas por la situación que atraviesa el Reino Unido con la pandemia de coronavirus. Los dirigidos por el ex ayudante de Guardiola alzaron el trofeo copero –el 14° de su historia, siendo el club más ganador del certamen– y cerraron la temporada asegurándose jugar competiciones europeas en la próxima campaña.

Pese a su campaña irregular en la Premier League, finalizando en la octava posición, el Arsenal logró clasificar a la fase de grupos de la Europa League y consiguió que el Tottenham, su máximo rival, tenga que jugar la etapa clasificatoria.

Artículos Relacionados