Apertura comienza a dar señales.

Con gran esfuerzo y responsabilidad, algunos equipos cumplieron con la fecha 10 en el Grupo B. Cartaginés, Sporting FC y Jicaral ya terminaron las primeras 2 vueltas. No así el grupo A, donde los 6 equipos le deben un juego al calendario.

El fútbol es un deporte que mueve altas sumas de dinero, sin embargo, la pandemia tiene a los equipos haciendo de “tripas, chorizo”.

Se va acercando la parte final en esta decena de juegos, y aunque todo hace vislumbrar que Alajuelense, Herediano, Cartaginés y Saprissa estarían cumpliendo la expectativa, no hay que dejar de lado los que se asoman y empujan con fuerza.

Ahora en función de inversión, hay presupuestos muy diferentes entre Herediano y Guadalupe FC, la diferencia un punto arriba de los florenses. Saprissa y Limón FC igual, sólo un punto a favor de los morados.

Basados en presupuesto hay gran diferencia, pero en rendimiento están muy parejos por ahora.

“Poderoso caballero es don dinero” pero en el fútbol no es sólo matemática. Los equipos deben ajustar y limitar el costo de las planillas para lograr un punto de equilibrio. Mayor presupuesto, mejores jugadores y contrataciones, una hipótesis que a veces no funciona.

El esfuerzo notable de los terceros lugares en cada grupo es admirable por todas las dificultades que atraviesan y su poco presupuesto. El trabajo de sus técnicos y sus jugadores no muestran una disparidad en el rendimiento que vemos en la cancha, y se nota que están curados de espantos.

El Deportivo Saprissa abrazado a su historia y su casta que algunos llaman suerte de campeón. Herediano todavía no despega como se esperaba. Los brumosos con su última victoria aseguran su clasificación, si el torneo por alguna razón no realiza la tercera vuelta.

Quedan pocos pasos, aunque hay que asegurar estar ahí. A los manudos le sonríe su solvencia y la diferencia con su inmediato seguidor marca una diferencia de 10 puntos, aunque las experiencias pasadas los invitan a guardar cautela. Caerse del objetivo, aunque se muestren situaciones ventajosas es un riesgo que todavía está latente.

Los que vienen abriendo espacio lo hacen de manera sigilosa detrás de la puerta. El tiempo se agota, aunque parezca largo. Serán los juegos de reposición los que digan la última palabra.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

Artículos Relacionados