Año nuevo, nuevo técnico.

Luis Antonio Marín inicia una nueva aventura, el exdefensa vivirá su primera experiencia al frente de un equipo de primera división.

Como jugador y asistente técnico al más alto nivel, tiene que haber permeado infinidad de secretos, aprendizajes y experiencias. Claro, la camisa de timonel pesa, hay más presión y exigencia de resultados.

Los ojos estarán puestos y atentos a su debut el próximo sábado en el choque que abrirá la primera vuelta de clasificación en el Rosabal Cordero, un escenario complicado y ante el campeón nacional.

Su presencia en el banco está marcada por una gran expectación, ya que su antecesor, Martín Cardetti, realizó una extraordinaria campaña que dejó huella, no sólo en su particular manejo y conducción en la zona técnica, sino, que mostró un equipo alegre, profundo y cien por ciento competitivo.

Claro, Luis Antonio, recibe un elevado porcentaje de la planilla anterior, además de reforzarse con cuatro figuras locales y foráneas.

San Carlos es un equipo fuerte en casa, con afición propia y una cancha que manejan muy bien. Nos gusta que quienes han logrado una experiencia y recorrido profesional de alto nivel, le tomen el gusto al banquillo y puedan poner toda esa vivencia en beneficio de nuestro fútbol.

Ahora a Marín le corresponde mostrar su personalidad, carácter y su propia identidad como entrenador. Los jugadores saben lo que el técnico recién llegado espera de ellos, y se cree tendrán una extra de motivación y estímulo por las cosas nuevas que debe llevar el nuevo estratega.

Me parece que la relación y la comunicación entre el cuerpo técnico que además cuenta con Sandro Alfaro y Harold Wallace, será con Álvaro Saborío un futbolista que se ha ganado el respeto y reconocimiento grupal. La expectativa va también al juego del sábado ya que Hernán Medford regresa nuevamente al banco florense, aunque ya calentó en el cierre del torneo anterior.

La primera vuelta del Campeonato de Clausura vendrá cargada de nuevas figuras y grandes emociones. La fecha inicial nos dejará los primeros lamentos, las primeras alegrías y donde no estará ausente la polémica y la controversia de nuestro fútbol. 

Qué vuelva la fiesta. La liga está por comenzar y que abunden los pronósticos.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.