36,500 días de historia.

Intentar resumir la vida y el recorrido de un club como Liga Deportiva Alajuelense no es sencillo, ya que desde su nacimiento fue grande y exitoso.

Aunque se tratara de abreviar, se necesitarían miles de páginas para contar su rica historia. Atrás se quedan nombres inolvidables, fundadores, dirigentes, jugadores, técnicos, empleados de todo tipo que dieron su aporte para hacer posible la existencia de una institución orgullo del “liguismo”. Una afición que va con todo y  llena de pasión. Esos que han vivido toda clase de sentimientos. Alegrías, euforia, triunfos. Pero también tristeza. desencanto y rabia.

Los manudos han vivido esa idolatría que produce delirio, querencia, pero también grandes sinsabores y hasta frustraciones.

Cumplir 100 años para un equipo como la Liga es sinónimo de algo más que grandeza. Es un centenario de orgullo, de éxitos futbolísticos, de aporte cultural y social. 36.500 días por buen camino, trazado con lealtad y nobleza.

Hay que brindar por el pasado, por el presente y los tiempos que vendrán. El club rojinegro es una de las instituciones más respetadas en toda el área de CONCACAF. No importa que pase por una de las peores sequías de títulos o sueños que quedaron en el camino. Su gran activo, su religiosa afición que hasta en los duros momentos no pierde su entusiasmo.

La entidad rojinegra no sólo es un equipo de fútbol, está lleno de logros impresionantes y su nombre perdurará en el tiempo. Un siglo que engloba el regocijo y el sentimiento manudo.

Me decía un amigo que el sábado lo invitaron a celebrar una gran fiesta de los liguistas en el Morera Soto. Que él fue a divertirse y terminó llorando de tanta nostalgia y añoranzas. Así de lindo es ser fanático del fútbol.

Son 100 años de un amor para toda la vida y para brindar por el pasado. Por tu abuelo, tu papá o hermano que un día te llevó y quedaste atrapado a una divisa de la que no pudiste escapar jamás. El que con seguridad cuenta los días de la semana para que llegue el siguiente partido, al que se le hacen largas las semanas cuando no hay campeonato como lo estamos viviendo hoy día.

Si hay algo seguro, es que llevas puesto a tu equipo en el corazón. 100 años, sí 100 años de vida algo grandioso y emocionante. Salud y que siga la fiesta del Centenario.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.